VOLTAR  

Decidir entre hacerme o no la mamografía antes del examen de ultrasonografia (ecografía) de las mamas

Varias mujeres me preguntan sobre la exigencia de sus médicos en someterlas a la mamografía antes hacerse la ecografía de mamas, a modo de hacer una comparación. Y preguntan: ¿cómo resolver ese problema, si el objetivo es no hacer a mamografía de ninguna manera?
Yo señalo que la mujer tiene derecho a rehusarse a hacerse la mamografía y está respaldada por la Cochrane, entidad que valida la calidad de los trabajos médicos en el área de la prevención, diagnóstico y tratamiento, y condeno la mamografía por ser:
· Ineficaz: no redujo la mortalidad por cáncer de mama, ni redujo la incidencia de los cánceres avanzados en todos los lugares donde fue implementada.
· Perjudicial: aumentó hasta 4.4 veces el número de mastectomías innecesarias al diagnosticar un cáncer inexistente, e indujo a tratamientos con radioterapia y quimioterapia, lo que redujo, en la mitad de esos casos, la expectativa de vida de las pacientes debido a la aplicación de tratamientos excesivos a los que fueron sometidas sin necesidad.
Suiza abolió la mamografía desde octubre de 2014, siguiendo la orientación de la Cochrane.
Ningún médico, laboratorio, clínica de diagnóstico u hospital puede exigir que la mujer se someta a un examen que está siendo condenado y solo sirve a los intereses económicos corporativistas. Por tanto, un método ya considerado inútil, no puede ser objeto de obligatoriedad. Esta conducta de presionar a la paciente a realizarse una mamografía antes de la ecografía ciertamente no pretende el bien de la mujer. Recomiendo que las mujeres busquen otros servicios más sensatos y que acepten realizarse solamente la US (ultrasonografía); o la US con Doppler; o directamente el examen triple.
Yo siempre sugiero el examen triple para substituir la mamografía, pues es un método de imagen que emplea 3 exámenes conjuntos (US, Doppler y Elastografia) y es mas eficaz que apenas un examen. La US emplea el principio acústico para delinear la morfología y las lesiones que están en las mamas; el Doppler se utiliza para detectar el patrón de vascularización de las mamas y lesiones que contenga y, finalmente, la elastografía utiliza el principio de la elasticidad para detectar a dureza de las lesiones de las mamas. Mucho mas completo y eficaz, y hemos tenido mucho éxito en el uso del método.
· ¿Debo hacerme la mamotomía para una biopsia de lesión mamaria?
Varias pacientes me han preguntado sobre la conveniencia de realizar la mamotomía para nódulos y hasta para solo un grupo de calcificaciones, que pueden estar en un área bien pequeña, de cerca de 5mm. Instintivamente las mujeres temen la mamotomía y yo diría que con razón. Estoy totalmente en contra de la mamotomía por dos motivos fundamentales:
1. Si la lesión es benigna no sería preciso realizar un examen tan agresivo e invasivo que introduce a ciegas una sonda cortante gruesa (no se sabe si está cortando algún vaso importante) y no siempre las condiciones de la sala de examen son similares al ambiente estéril de un centro quirúrgico, que sería lo ideal. Frecuentemente aparecen complicaciones por hematomas grandes e infecciones después del procedimiento. Imagine pasar por todo eso sin necesidad, como sería el caso si el resultado es benigno.
2. Si la lesión fuese maligna, aumenta el riesgo de regar el tumor hacia otras partes del cuerpo, pues estaríamos cortando dentro del tumor y junto a los vasos sanguíneos que lo alimentan, facilitaríamos la entrada de las células tumorales por los vasos sanguíneos abiertos y diseminándolas hacia otros órganos.
Siempre recomiendo la localización de la lesión mamaria sospechosa mediante ultrasonografia (US) de alta resolución (sugiero una sonda de 18 MHz, con capacidad de resolución milimétrica y de detección de micro-calcificaciones). Y, con la lesión localizada, realizar una PAAF – (Punción aspiratoria con aguja fina) guiada por US, que no tiene riesgos. La aguja de la PAAF es tan angosta como una aguja de insulina, no esparce el tumor (demostrado en numerosos estudios), el procedimiento es muy bien tolerado y no causa hematomas.
Si el resultado de la PAAF fuese benigno, debe realizarse seguimiento semestral para detectar un eventual falso-negativo.
Si el resultado de la PAAF fuese maligno, debe realizarse el procedimiento recomendado para el caso. Limpio, simple y directo.
Lo que dije sobre el método es mi opinión como médica especialista en diagnóstico por imágenes, el cual ya expresé públicamente en varias ocasiones y vuelvo a reiterarlo. Yo no compré el equipo para realizar mamotomía por no concordar con el abordaje del método sobre la lesión maligna.

Vean el tamaño de la aguja de mamotomía y su espesor. Esa es la que será introducida en la lesión mamaria.

Vea el tamaño del fragmento de la mama que es retirado con a mamotomía.
En las enseñanzas clásicas del tratamiento del tumor de mama, este debe ser retirado en un bloque, dentro de un centro quirúrgico estéril, con margen de seguridad (sin cáncer en los bordes de la pieza removida), para reducir el riesgo de que el tumor emita metástasis, desplazándose a otro lugar. Eso es muy diferente a la mamotomía, que perfora el tumor sin cautela, cortando sus vasos y destacando las células tumorales del bloque principal, facilitando su penetración en la corriente sanguínea y migración a otras partes del cuerpo, donde encuentre condiciones adecuadas para desarrollarse (aumenta riesgo de metástasis y de implante en el trayecto de la aguja). Es un procedimiento que no haría en mi o en mis familiares, y sería incapaz de realizarlo en mis pacientes.
Ahora, con las informaciones dadas con claridad, cada una decide por sí lo que encuentre mejor para hacer.

Deseja se cadastrar em nosso mailing?